No importa si usted ha comprado una casa de nueva construcción, un condominio en una comunidad mantenida o un instalador de viviendas superior: ser el propietario de su propio lugar hace que todos disfrutemos de la necesidad de mejorar el hogar (reparaciones y tareas de mantenimiento). Aquí hay diez consejos para ayudar a convertir su vivienda en un hogar mejor.

  1. Elija las mejoras que agregan el mayor valor a su hogar

Si le ofrecieran 100.000€ sin condiciones, ¿qué mejoras en el hogar haría? Lo más probable es que venga a la mente una larga lista de cambios, desde el acabado de los pisos de madera hasta el agregado de un nuevo baño.

Sin embargo, algunas mejoras en el hogar aumentan el valor de su hogar más que otras. Si bien no debería pensar en su hogar como una inversión, con fondos limitados para mejoras en el hogar, es bueno considerar si un proyecto tiene un rendimiento decente de la inversión.

  1. Hacer frente a los proyectos rápidos que son más oportunos

Ya sea que se acerca el invierno o está considerando proyectos en otra temporada, algunas mejoras en el hogar son más urgentes que otras, lo que le permite ahorrar dinero de inmediato o evitar daños devastadores. A veces solo toma diez minutos o menos para hacer cambios simples en la casa que mejoren su espacio vital.

  1. Decidir a DIY o no

DIY

Incluso si eres un guerrero del fin de semana con un taller bien surtido, no todos los proyectos de mejoras para el hogar son adecuados para hacerlo por ti mismo (o al menos, sin la ayuda de un profesional). Conozca sus límites, empiece poco a poco si es un principiante, y luego mantenga la calma y el bricolaje (si lo desea).

  1. Perfecciona tus habilidades para mejorar el hogar

Proyectos grandes o pequeños, probablemente todos nosotros podríamos aprender algunas habilidades decentes para reparar o mejorar el hogar. (En todo el hogar, hay cosas que nunca deberíamos tener que pagarles a otros para que nos las arreglen).

  1. Obtener las herramientas adecuadas

Realmente no puedes mejorar mucho tu hogar solo con tus propias manos (al menos necesitarás una herramienta múltiple). Equipa tu caja de herramientas con las herramientas esenciales para cualquier reparación menor o proyecto importante, como herramientas básicas de plomería.

herramientas

Sin embargo, no olvide que su teléfono inteligente podría ser la mejor herramienta de bricolaje de su kit y, cuando todo lo demás falla, hay cinta adhesiva.

  1. Encuentra dinero para mejorar tu hogar

Desafortunadamente, la mayoría de las mejoras en el hogar no se pagan por sí mismas. Si no puede financiar el proyecto con dinero en efectivo, conozca las diferentes maneras en que puede financiar las mejoras de su hogar sin poner en riesgo su hogar.

Además, si conoce la diferencia entre los recortes de impuestos que obtiene por reparaciones en el hogar o mejoras en el hogar, puede hacer las deducciones adecuadas en el momento de los impuestos y recuperar algo de dinero de su proyecto. De manera similar, si está pagando un seguro hipotecario privado, las mejoras en el hogar que aumentan el valor de su hogar podrían ayudarlo a eliminar ese costo, que, aunque no recauda fondos para su proyecto, puede reducir sus gastos generales de vivienda.

  1. Elegir el contratista adecuado

Tan importante como encontrar un buen dentista y encontrar un buen terapeuta: encontrar un personal de mantenimiento o contratista responsable. Las historias de terror de propietarios de casas que han sido estafados por contratistas o han hecho trabajos tan mal que cuesta miles euros rehacerlos (sin mencionar el dinero ya gastado) me dan escalofríos. Revise a sus contratistas cuidadosamente:

  • Obtenga recomendaciones de amigos, vecinos y casas de suministros.
  • Verificar quejas contra el contratista.
  • Averigüe qué licencias y permisos necesitan.
  • Echa un vistazo a los seguros del contratista. ¡No te saltes este paso!
  • Reunirse con el contratista.
  • Obtener citas. Rastrea las variables de cotización con una hoja de cálculo u otra lista.
  • Pide referencias y échales un vistazo.
  1. Ahorre dinero en sus proyectos de mejoras para el hogar

Cuanto más dinero ahorramos en un proyecto de mejoras para el hogar, más nos queda para todos los otros que queremos hacer. Además de conocer los proyectos de remodelación que ofrecen el mejor rendimiento posible, sepa qué elementos de un proyecto puede derrochar o escatimar: gaste más en artículos que son difíciles de reemplazar, como la bañera, pero escatime en el grifo.

Por ejemplo, o gaste más en una gama profesional si es un cocinero gourmet y ahorre en los azulejos y pisos decorativos que parecen materiales de primera calidad.

  1. Tener un plan

Por último, pero no menos importante, una de las peores cosas que puede hacer cuando se trata de mejoras en el hogar es comenzar un proyecto sin los detalles principales (costo, tiempo, materiales y diseño) tan realistas como sea posible desde el principio.

Nada cuesta más que tener que “cambiar de caballo en el medio” (por ejemplo, si quieres mover el refrigerador a otro lugar ahora o quieres cambiar tu elección de azulejo).

Use herramientas de diseño para conceptualizar su proyecto y agregue un búfer saludable (10-15% más) a su tiempo y presupuesto financiero para tener en cuenta las sorpresas inevitables.